Existen diferentes grados de disminución auditiva que comprometen en el ser humano, el desarrollo del lenguaje y el desempeño en la comunicación.

 

La Detección Precoz y la Rehabilitación Temprana mediante exámenes de diagnóstico y el uso de Amplificación Auditiva (audífonos), es una tarea que nos compete a todos los Profesionales de la Salud.

Se describe a continuación el impacto de la Pérdida Auditiva en la comunicación, tanto en niños como en adultos:

Audición Normal

Niños: 0 – 15 dB

  • Detecta la señal de habla completa, aun en niveles suaves de conversación. Sin embargo, una buena audición no garantiza una buena habilidad para discriminar habla en presencia de ruidos ambientales.
  • No requiere de amplificación auditiva.

Adultos: 0 – 20 dB

  • No tiene problemas, excepto cuando la señal es insuficiente.
  • No necesita amplificación auditiva.

Pérdida Mínima

Niños: 15 – 25 dB

  • Puede perder el 10% de la señal de habla cuando el profesor está a una distancia mayor a 1 metro.
  • Ocasionalmente, necesita apoyo terapéutico para desarrollo de habla / vocabulario, especialmente con Hipoacusia Conductiva por otitis media recurrente.
  • Necesita manejo Médico apropiado para las pérdidas auditivas conductivas.

Adultos: 15 – 25 dB 

  • Puede empezar a presentar problemas de discriminación en ambiente ruidoso.
  • No necesita amplificación auditiva, pero puede llegar a requerirlos en situaciones específicas.

Pérdida Leve

Niños: 25 – 40 dB

  • Puede perder del 25% al 40% de las señales de habla.
  • Presenta dificultad para oír en forma selectiva y suprimir los ruidos de fondo, se fatiga.
  • Requiere de apoyo  terapéutico para el desarrollo de la articulación, vocabulario y lectura.

 Adultos: 20–40 dB

  • Se desenvuelve en conversaciones uno a uno.
  • Dificultades en grupos, medios ruidosos, con palabras suaves o mal articuladas.
  • La amplificación auditiva le facilitará la comunicación. El éxito depende de la motivación.

Pérdida Moderada

 Niños: 40 – 60 dB

  • Sin amplificación, pierde entre el 50%-75% de la señal hablada.
  • La comunicación se afecta significativamente; al igual, que la autoestima.
  • Evidentes dificultades en el habla, sintaxis y cualidades de la voz.
  • Necesita Terapia del Lenguaje, seguimiento educativo y asesoría al profesor.
  • Es ESENCIAL la amplificación.

Adultos: 40 – 60 dB

  • No responde a sonidos suaves fuera del campo visual.
  • Adivina, se equivoca mucho, se fatiga, se pone nervioso y se irrita.
  • Evita fiestas y reuniones de grupo.
  • Requiere de amplificación preferiblemente binaural, le darán mayor seguridad.

Pérdida Severa 

 Niños: 60 – 80 dB

  • Sin amplificación la conversación se lleva a cabo a “gritos” para ser entendida.
  • Puede perder hasta el 100% de la información hablada con marcada dificultad en situaciones  incluso uno a uno.
  • Dificultades en el lenguaje, sintaxis, comprensión y cualidades de voz.
  • Necesita de apoyo con educación especial.
  • Esencial el uso permanente de amplificación auditiva binaural y sistemas FM. en el colegio.

Adultos: 60 – 80 dB

  • No responde a niveles normales de conversación.
  • Puede responder de frente y cerca cuando se le habla fuertemente y presta atención visual. Necesita saber el tema de conversación y preguntar bastante.
  • El teléfono ya no es factible y la televisión es muy difícil aún con alto volumen.
  • Indispensable la amplificación, aunque solo facilita conversaciones directas, no soluciona los problemas en ruido de fondo o en grupo.
  • La amplificación, le mantiene en contacto con el mundo de sonido que lo rodea.

Pérdida Profunda

Niños: 80 dB o más

  • Si la pérdida es de comienzo pre-lingual el lenguaje oral y el habla no pueden desarrollarse espontáneamente y es probable que se deteriore rápidamente si la pérdida es de aparición temprana, habla atonal.
  • Se apoya en la visión para comunicarse.
  • Requiere educación especial de tiempo completo para niños sordos con enfoque aural/oral o total.
  • Requiere buena amplificación, la detección de sonidos del habla depende de la configuración de la perdida.

Adultos: 80 o más

  • Solo puede oír voces muy fuertes, gritos o palabras dichas junto a la oreja.
  • Sin amplificación las voces no tienen claridad, solo son ruidos con acento y ritmo.
  • Iniciar lo más pronto posible  amplificación, para favorecer el proceso de adaptación.
  • La amplificación  le dará información global  (ritmo, acento y duración) y le ayudara a comprender más a través de la lectura labio-facial.

Pérdida Unilateral

  • Usualmente tiene dificultad en localizar sonido y voces.
  • Gran dificultad para entender el habla en ambiente ruidoso o reverberante y discriminar habla por el oído afectado.
  • Se beneficiará con sistemas FM.  personalizado y amplificación tipo Cros.
  • Necesita buena ubicación y luz adecuada.